Laura Gómez Díaz

Educadora
Laura Gómez Díaz

Sobre mi

Títulación: Técnico superior en Educación Infantil
Experiencia: Educadora en escuelas infantiles 0-1, 1-2, 2-3 años
Algunos cursos: "Educar en Igualdad para conseguir la igualdad y no discriminación" Trabajo fin de grado inspirado en la escuela Waldorf
Hobbies: Viajar, ir de compras, música, compartir tiempo con familia y amigos

Otros cursos complementarios

La disciplina positiva es la filosofía que ayuda a los adultos a entender la conducta inadecuada del niño. Nos ayuda a promover actitudes positivas hacia ellos enseñándoles a tener una buena conducta, responsabilidad y destrezas personales, todo ello mediante la confianza, el respeto y una buena comunicación, forjando una relación de seguridad entre el adulto y el niño.

La importancia de la elección del centro, así como de programar el periodo de adaptación, el papel tanto de la familia como la de los educadores en este proceso, consejos y pautas para realizar el periodo de adaptación, para acompañarles y lograr que perciban este cambio de forma positiva.

Una mirada más humana y respetuosa hacia la primera infancia, beneficios de educar y criar en el respeto a partir del análisis de las necesidades de niños y niñas y en cómo podemos lograr que nuestros hijos sean más capaces, más felices y más autónomos una vez superada esta primera etapa de la vida.

Los adultos podemos acompañar al niño desde una concepción de éste como alguien capaz, competente, lleno de iniciativas, con interés por su entorno y protagonista de sus procesos de desarrollo y aprendizaje.

La Disciplina Positiva es un modelo pedagógico que cada día enamora a miles de madres y padres en todo el mundo por sus excelentes resultados. ¿Su principal objetivo? Que los niños comprendan y compartan el sentido de las normas y que actúen con libertad, siendo conscientes de que sus actos tienen consecuencias lógicas.

¿Qué padre no se ha sentido a veces apurado, enfadado, preocupado o agobiado ante situaciones como las rabietas, la impaciencia, el malhumor o los caprichos de sus hijos? Situaciones que afectan y preocupan a todas las mamás y papás. ¿Me estaré pasando de blando, o quizá estoy siento muy autoritario?, ¿quién lo está haciendo bien y quien lo está haciendo mal?, ¿por qué se comporta así?

Qué son las rabietas, por qué se producen, diferentes tipos de rabietas, los «terribles dos años», los límites y las normas, los estilos parentales (autoritario, democrático, permisivo, negligente, indulgente), los premios y los castigos, la motivación, estrategias de prevención y manejo de rabietas.

Cada vez existe mayor consenso entre pedagogos, psicólogos y educadores sobre la conveniencia de favorecer el desarrollo natural de los niños en los primeros años de vida; una crianza alejada de modas o tradiciones y basada en el respeto a las necesidades de los más pequeños. Acercándonos a las necesidades de la infancia en los primeros años de vida, los diferentes tipos de vínculo de apego existentes, cómo se desarrollan los niños a nivel emocional y cerebral, los premios y los castigos en la educación en contraposición al respeto… o los límites, que nunca deberíamos confundir con limitaciones.

Herramientas necesarias para poder acompañar la infancia desde el respeto y el amor, tanto en el hogar como en la escuela. La finalidad de la pedagogía Waldorf como sistema educativo es el desarrollo de cada individualidad, facilitando el despliegue de las capacidades y habilidades propias de los niños.

Cada vez son más las familias y docentes que demandan cambios profundos en el sistema educativo. La neurociencia lleva décadas aportando pistas sobre cómo el aprendizaje se torna más significativo cuando intervienen en él la curiosidad y las emociones.

Organizar el ambiente y el espacio de juego es fundamental, crear un espacio que invite al aprendizaje, al juego libre, la experimentación, la conquista y la autonomía.

¿A qué dedico el tiempo?

Diversión
Aprendizaje
Juegos
Creatividad
Siempre me han gustado los niños, su alegría, su ilusión por experimentar el mundo que les rodea… Acompañarles en su crianza además de disfrutar de ellos, es como volver  a ser niña,  vuelves a mirar el mundo como si fuese la primera vez, a ilusionarte y a conectar con ese fuerte deseo de ser niños. Este entre otros es el motivo por el que me gusta dedicarme a educar, observarles y seguir su evolución desde el inicio hasta los tres añitos … Poder acompañarles desde el respeto y el cariño en esta primera etapa unida a una mirada distinta de la educación, es sin duda mi vocación.