Cristina Sanz Alonso

Educadora
Cristina Sanz Alonso

Sobre mí

Titulación: Maestra de educación infantil y Máster en educación bilingüe.
Experiencia: Tutora de aula en 0-3, profesora de inglés extracurricular en colegios y de refuerzo.
Hobbies: Leer, los idiomas, bailar, cantar y sobre todo viajar y conocer mundo.
Algunos cursos: Monitor de ocio y tiempo libre, formación en mindfulness, principios de la filosofía Montessori, integración social y atención temprana, entre otros.

Formación complemetaria

Uno de los aspectos fundamentales de la educación en los más pequeños es el aprendizaje a través del juego, este curso me ha dado muchas herramientas en torno a crear actividades lúdicas para los peques.

El objetivo del mindfulness es lograr un profundo estado de conciencia libre de juicios sobre nuestras sensaciones, sentimientos o pensamientos, prestar atención a lo que acontece en nuestro interior en cada momento. Esta técnica ayuda a no dejarse llevar por sensaciones o emociones negativas y a vivir en momento actual. Es muy importante que al tratar con niños sepamos mantener la calma en todo momento y este curso ha sido un pilar fundamental en ese aspecto.

Entender al niño como protagonista de su propio aprendizaje y desarrollo, esta es la idea principal que la metodología Montessori persigue. Todo esto además acompañado de un trato, ante todo, respetuoso y desde el cariño.

La integración social hace referencia a programas de reducción de las diferencias entre los grupos o las comunidades con menos ventajas y el resto de la sociedad, por ejemplo los programas para la inclusión económica, mayores oportunidades, desarrollo de las habilidades y reducir la pobreza.

¿A qué dedico el tiempo?

Diversión
Aprendizaje
Juegos
Creatividad

Cuando era niña nunca me había planteado estudiar o dedicarme a algo relacionado con la educación. Yo era una niña muy activa y me gustaban cosas como ser astronauta, en definitiva algo que implicara acción o adrenalina. Sin embargo, con el paso de los años, fui descubriendo una faceta social que estaba muy presente en mi día a día. Me gustaba cuidar de la gente, tanto de los mayores como de los niños. Y fue ahí donde descubrí que la educación podía ser un buen camino a seguir. Cuando realicé mis primeras prácticas en colegio me di cuenta completamente que quería ser profesora de educación infantil. Aunque no soy técnico, el primer ciclo (0-3) me apasiona ya que los cambios que se producen en ellos y sus avances son muy visibles. Ante la forma de acompañar a los peques tengo un lema: trátales a ellos como te gusta que te traten a ti mismo, es decir, desde todo el cariño y el respeto que se debe tratar a cualquier persona.

Idiomas

Los idiomas son la base de este mundo globalizado, por ello y basándome en numerosos estudios, cuanto antes empecemos a introducir esa segunda lengua a los peques mejor y más familiarizados con ella estarán. Después de trabajar tanto por cuenta propia como en centros educativos bilingües, me he dado cuenta que lo mejor y más efectivo es involucrar esa segunda lengua en sus rutinas diarias.